El espacio de oficinas debe ser la prioridad #1 de alguien, pero ese alguien no deberías ser tú.